Un pequeño armario que guarda un poco de todo.

"Flores en los balcones, golpes de palabras" (Madrid, te comería a versos. Leiva)

miércoles, 24 de julio de 2013

Little Red Riding Hood

¡Hola, petites!

¿Cómo va? A mí bien, no tengo queja alguna aunque siempre se puede estar un poquito mejor. Antes de todo, os enseño la foto del bebé de Kate Middleton, es una verdadera monada :) Ayer adelanté la fotito en mi cuenta de Twitter (@lapetitearmoire) Ya os conté en la entrada de ayer que había venido al mundo y por la tarde, les dieron en alta, se dejaron hacer algunas fotos y contaron anécdotas del pequeño. Podéis leer más sobre ello en la revista Hola!

null
Hijo de los duques de Cambridge
Kate estaba guapísima, con un vestido azul de topos blancos y unas cuñas de color beige. 

null
Duques de Cambridge y su pequeño

Pero, ahora pasemos a otra cosa. ¿Habéis visto que este año se llevan más que nunca los capazos? Aunque, este año se les ha dado un "revés" y se han teñido de mil colores y dibujos. He de decir que los que más me gustan son los sencillos, los  de color mimbre y algún detalle de una lacito o una flor pero también era hora de que se modernizaran, ¿no?
Los capazos, en sus inicios, eran para que las señoras portaran la compra pero después comenzó a utilizarse como un complemento más. Los hay de mil estilos, para todos los gustos. Además, son muy versátiles porque lo mismo puedes llevarlo a la playa, para salir a tomar algo... ¡Y, para colmo, al ser tan grandes, entra de todo! Son muy pocholos, me recuerdan a la cestita de Caperucita Roja. 
Hay algunos que son un poco -bastante- caros. Pagar 60 euros por un bolso me parece demasiado, entre otras cosas, porque no puedo permitírmelo, jajajaja. En tiendas como Primark o Bershka, he visto. También se venden en tiendas online como Stella Rittwagen, donde los sencillos cuestan unos 30 euros pero algunos se pasan de asequibles y cuestan 60-80 €.

Stella Rittwagen, 29,00€
En esta otra tienda online, Ratucos, cuestan todos menos de doce euros, aunque, si el pedido es menor de 50 € tienes que pagar 4'5 € de gastos de envío. Son bastante sencillos, eso sí, pero siempre se les puede poner un toque personal para hacerlo único. O, incluso, pintarlos tú. a mí, hacer manualidades como broches de fieltro o pulseras me gusta muchísimo... Se pasa un buen rato y se obtiene un bonito complemento. Mirad, se le puede coser una puntillita y ponerle un lazo y voilá... En la misma tienda de Ratucos, encontraréis puntillas, flores y lazos para ponerle. 

Capazo

Para pintarlos, se necesitaría una pintura resistente, que no sea lavable y no se descascarille, podemos encontrarla en cualquier tienda de manualidades. En las mismas tiendas, también encontraremos plantillas para hacer dibujos o, podemos hacerlas nosotras con un poquito de maña. He de decir que a mí no se me da demasiado bien dibujar pero con un poco de empeño...



Y, para ir terminando, ¿qué hicisteis ayer? Yo fui con Alex a una cafetería muy chuli, Stromboli. Está en Bilbao, es muy íntima, oscura, tiene puffs, sofás e, incluso, una zona para tumbarse. Hacen batidos, zumos, chocolates, cócteles... Alex tomó un batido de fresas y plátano -creo- y yo un chocolate con naranja y canela. ¡Qué rico estaba! 
Stromboli Bilbao

Stromboli Bilbao

Y bueno, sin más dilaciones, me despido. Un besito, Eme :)






martes, 23 de julio de 2013

Reyes, reinas, príncipes y princesas

¡Hola!

¿Qué tal? Yo un poco de mal humor... Anoche hubo una tormenta de verano en Bilbao de esas que asustan y cómo llovió durante un rato, madre mía. Para rizar el rizo, dicen que esta semana va a hacer un tiempo regular. Nublado y calor, cosa que odio un montón porque no se puede ir a la playa y ese bochorno molesta, no sé, no sé...

He titulado a la entrada como veis, porque la entrada de hoy, va de dos "acontecimientos reales", vamos a decir. 

El otro día, abdicó el rey de Bélgica en su hijo y, tal y como sucedió en Holanda hace poco, ha habido una celebración y todo el "papeleo" que estas cosas conllevan. Pensé en escribir sobre ello antes de que sucediera, pero se me pasó y hoy me he acordado...
Ha sido menos ostentoso que el caso de Holanda, todo hay que decirlo y tampoco me parece mal, al contrario, creo que es lo correcto porque en tiempos de crisis hay que ahorrar. La casa real holandesa se gastó para aquel evento unos once millones de euros, mientras que la belga ha utilizado "tan sólo" medio millón. Pero, claro, con menos presupuesto, hay menos fiestas, no sé cómo explicarlo pero, en resumen, menos despliegue de "alfombra roja", ya que no han invitado a las otras casas reales europeas. Y, bueno, pocos diseños son los que puedo enseñaros. Entre las invitadas, que eran gente cercana a la familia, han reinado los colores vistosos como rojos, amarillos y verdes... 
Excepto Matilde de Bélgica, que optó por colores más tenues. La noche anterior a la coronación, lució el vestido gris y blanco con ese estampado floreado. Para el día siguiente, el de la coronación, eligió un modelo más elegante, éste que veis de color blanco en organza y con brocado. Para rematar su look, un clutch, unos guantes y un tocado. 

Matilde de Bélgica
Matilde de Bélgica

Nos encontramos en segundo lugar con la que hasta hace unos días era la reina de Bélgica, Paola. Fue una de las que puso la nota color, con su vestido verde de flores. Lo acompañó de una chaqueta de idéntico color y estampado que el vestido mismo, un clutch verde y un tocado tipo casquete marrón. 
La princesa Claire llevó un atuendo también muy colorido, amarillo -el color de Bélgica-. La chaqueta y el tocado, aunque no son de mi total agrado, les doy un aprobado pero el vestido, no me gusta nada de nada. Blanco y con un montón de cuadritos y topitos de colores...

Paola de Bélgica
La "ex-reina" Paola y la princesa Claire

Los hijos de los nuevos reyes -dos niños y dos niñas- vistieron, respectivamente, traje con corbata y vestidos rojos.

Elisabeth de Bélgica
Hijos de los nuevos reyes de Bélgica

La princesa Astrid iba hecha un verdadero esperpento. Lo siento, pero no me gusta nada. El color es bonito, malva pero lo que es el traje... No sé, lo veo muy recargado con esas cosas que tiene en los bordes... y el tocado, aunque me gusta, no creo que pegue bien con este atuendo. 

Delante: Matilde de  Bélgica; detrás: princesa Astrid

Bueno, y de lo que a la coronación se refiere, hasta aquí podemos leer porque tampoco hay mucho más, la verdad. Pero tenemos otra noticia, que es buena. Aunque, siendo sincera, a ninguno de nosotros nos incumbe, es solamente un cotilleo y yo, cotilla, soy un rato. ¡Kate Middleton ha tenido un niño! Lo tuvo ayer por la tarde, a las 16:30 (hora londinense, por tanto, una hora más aquí, ¿no? No estoy segura). Ha sido niño, como ya he dicho y ha pesado 3kg 798gr. De momento, no se sabe el nombre. Como marca la tradición, se ha expuesto en un caballete en el patio de la entrada del palacio de Buckingham la partida de nacimiento del recién nacido. Después, han lanzado 62 salvas desde la torre de Londres y otras 42 desde Green Park. 

null
Partida de nacimiento en la puerta del palacio

Como sucedió con la boda de los duques de Cambridge, el nacimiento de su hijo ha sido un verdadero acontecimiento ya que han sido ellos quienes han dado un poco de vidilla a la obsoleta monarquía británica. Hay un despliegue de merchandising inimaginable: platos, bodys, baberos... todo lo que nos podamos imaginar. Os dejo algunas de las cositas tan monas que han sacado al mercado.



Por otro lado, ¿habéis visto a los dobles de los duques de Cambridge? Es una pasada cómo se parecen a ellos. Si me ponen una foto y no me dicen que son los dobles, me creo que son los verdaderos. Han hecho una "recreación" de los días anteriores al parto, las clase de preparación y todas esas cosas que no sé porque aún soy jovencita para ser madre pero que algún día sabré. 
 Foto: Reproducción Alison Jackson
Dobles de los duques de Cambridge
Me despido ya, con un besito enorme. Cuando se vea la carita del bebé, os lo pondré, que seguro es una monada. (¡Me encantan los bebés!). Dicen que le enseñaran esta tarde o mañana por la mañana cuando salgan del hospital. EME.


  

lunes, 22 de julio de 2013

Un poco de todo

"El lunes cuesta, el martes imposible sin tu voz..."

Hoy empiezo la entrada con la frase de una canción, llevo toda la mañana cantándola y me venía como anillo al dedo para hacer una pequeña introducción y desearos un feliz lunes, (la canción se titula "Leones" y es de Pereza)  ¿Qué tal ha ido el fin de semana? El mío, bien, no puedo quejarme. He tenido un poquito de dolor en la muela pero el dentista me ha dado medicación y ya estoy mucho mejor. El viernes me quedé en casa precisamente por lo que os acabo de contar. El sábado fui a la piscina con mi prima y el domingo fue una tarde en familia. Os cuento algunas cosas, vamos por partes.

El sábado, como ya he dicho, fui a la piscina. Estrené bikini y toalla. Me ha costado encontrar un bikini que me guste o valga pero, por fin lo tengo. La verdad es que me lo ha regalado mi abuela, me lo compró en una tienda de ropa interior y similares de Santurtzi. La toalla me la ha comprado mi madre porque la que solía llevar antes a la playa y piscina estaba un poco desgastada ya. El bikini es muy original, a mí me gusta mucho. Es blanco y está lleno como de "manchurrones" de pintura. Os dejo la fotito para que lo veáis. 




El domingo, tarde en familia. Estuvimos dando una vuelta por los puestos, tómbolas y barracas de Santurtzi (que acababan justo ayer las fiestas) mi madre, mi hermana, Alex, su madre, su hermano y yo. Pasamos una tarde agradable, todo hay que decirlo. También merendamos, tomamos algo... Por las calles había gente haciendo "cosas" para ganarse un dinerillo. Había algunos verdaderamente bonitos u originales, como uno que parecía una fuente de piedra y echaba agua todo el rato o una chica que se había hecho un vestido con bolsas de "snacks" y latas de cocacola. Esta última, te daba la mano y un papelito con una frase cuando le echabas una moneda. Mi frase es:  "El poder es nuestro, lo hemos delegado. Debemos recuperarlo, por la iniciativa creadora de cada uno." Muy filosófico, ¿verdad? Me sacaron una foto mientras le echaba las monedas y vais a poder ver lo blanquita que estoy, no me coge el sol ni queriendo, parece que me tiene alergia, jajajaja El vestido que llevo en la foto tiene ya varios años y es de New Yorker. 





¿Qué más? Ah, sí, tengo un vestido nuevo. Es de color azul y de encaje. Me lo compré hace una semanita ya en Elle Bilbao, ¿raro, verdad? jajajaja 




El día 16 de Julio fue el día de la Virgen del Carmen. Le llevé flores a una estatua de la Virgen que hay en Santurtzi, es tradición. 



He empezado a leer "El tiempo entre costuras", de María dueñas, os lo recomiendo a todos, engancha un montón y creo que el otoño se estrena la serie. 
Hoy voy con Alex a Pobeña, que está cerquita de la playa de Muskiz. Es un sitio muy chuli. A ver si saco fotos y mañana, o cuando pueda, escribo una entrada de ello. Un beso, Eme. 







domingo, 14 de julio de 2013

Las olas chocando contra el acantilado

Buenas tardes, petites armoires, ¿qué tal todo? Tenía esto abandonadísimo, ya tenía ganas de escribir algo pero no sabía sobre qué y, además, con el buen tiempo apetece menos quedarse en casa con el ordenador, ¿o no?
¿Qué tal han ido estos ocho días que llevo sin publicar nada? ¿Bien, no? Yo he hecho bastantes cosillas, ir de compras (necesitaba bikinis nuevos), comer un riquísimo helado con mis amigas, echar de menos a Alex (que estaba en Galicia), verle (por fin), ir a la playa con él, salir a fiestas de Santurtzi anoche... Pero no era ésto de lo que quería hablaros hoy, así que vamos con lo que toca.



Desde hace tiempo, estoy pensando en hacer un picnic con Alex en un sitio muy bonito que tenemos aquí cerquita: Punta Galea. Son unos acantilados que están a los pies de la playa de Arrigunaga. Tiene unas vistas preciosas y hay unas casas impresionantes. 

Punta Galea

Ahora voy a contaros las "claves" del que, para mí, es el perfecto picnic

Lo ideal sería hacerlo a la hora de comer, al mediodía. Y, así, después, poder estar un rato tumbados en la hierba y "bajar la comida". Claro está, tiene que hacer bueno porque ya me diréis cómo se puede comer sentados en la hierba mientras diluvia. 



La mejor forma de llevar la comida, la más bonita, mejor dicho, es la típica cestita de mimbre. Me parece una verdadera cucada, pero no tengo y algunas que he visto son bastante caras para mi economía... Así que, como dice el refrán, a falta de pan... ¡buena es una mochila! 
Esta cestita que voy a poneros me tiene enamorada, es de Zalando y cuesta 59'95€.

Cestita de picnic, Zalando


En un picnic, ¡nada de mesas! Un picnic como Dios manda es ése en el que te sientas en el suelo, sobre una mantel y si es de cuadros rojos y blancos mejor. Si no se tiene un mantel, cosa que dudo porque en todas las casas hay manteles, se puede llevar una toalla o, incluso, una sábana que ya no utilicemos. O una mantita o cualquier cosa que se os ocurra, pero nada de mesas, ¿eh? 



La comida que llevaremos es una cosa que hay que meditar bastante porque tienen que primar la comodidad, la frescura de los alimentos... Es decir, sería un poco tonto llevar un tupper de lentejas a un picnic, a mí me daría miedo que se desparramaran en la mochila, además, no tenemos un sitio donde calentarlas y, por otro lado, con el calor nos apetecen cosas más fresquitas que un cocido, ¿no?

Qué llevar a un picnic: 

  • Tortilla de patatas, creo que es un alimento básico para un picnic, se puede comer fría sin ningún problema y, encima, al aire libre, sabe mejor, jajajaja. Es una cosa cómoda de llevar, puede llevarse en bocadillo o en un tupper hecha trocitos (también venden tuppers con forma de tortilla para llevarla sin tener que partirla) 

  • Fritos, hay gente a la que no le gusta comer croquetas, rabas, empanadillas y similares frías pero a mí me gusta, así que no creo que sea una mala idea llevar estos aperitivos. En un tupper se pueden llevar muy bien y, si se escurre bien la grasa antes de meterlas, no corres riesgo de que se pringue la mochila. (Alex hace unas croquetas para chuparse los dedos!) 

  • Ensalada de pasta o ensaladilla rusa. Las ensaladas son cosas que se comen frías y, además, muy frescas, así que es una opción genial para un picnic. Como para gustos están los colores, hay ensaladas para todos los gustos. A mí me gustan las que llevan, por ejemplo, pasta (si son de colores mejor), patata cocida, huevo cocido, atún, txaka (surimi), piña y mayonesa. Hacerlas en casa es muy fácil y, por supuesto, más sano y económico, pero en los supermercados venden unas ya hechas. 

  • Sandwiches. ¿Os acordáis de cuando celebrabais los cumpleaños de pequeños? Yo, cuando lo pienso, me vienen a la cabeza bandejas repletas de pequeños triangulitos de pan bimbo rellenos de todo. ¡Pues ya tenemos otra idea para el menú del picnic! Son sencillos de hacer y podemos meter dentro todo lo que se nos ocurra, desde embutidos, pasando por quesos, llegando hasta pescado (atún, por ejemplo) o chocolate (nocilla)

  • Fruta. Dicen que hay que comer cinco piezas de fruta y verdura al día y creo que en una escapada de este tipo, es más fácil lograrlo. El hambre (si has llegado al sitio del picnic dando un paseo tendrás más hambre), el calor, la comodidad... hacen que esto sea posible. 

  • Bebida. La bebida va a ser muy necesaria si el sol pega de pleno porque vamos a tener sed y hay que estar bien hidratados. Una botella de agua fresquita no puede faltar y también podemos llevar zumos o refrescos de los que vienen en bricks o botellitas individuales.

Qué NO llevar a un picnic:


  • Cocido. Como ya hemos dicho, nada de cocidos. Sé que los que hacen nuestras madres están muy ricos pero no son aptos para este tipo de excursiones. Se nos puede caer, no son fresquitas, no podemos calentarlas en plena naturaleza...
  • Lácteos. La leche es sensible al calor así que es mejor que guardemos en la nevera de casa las cajas de leche, los yogures, los "actimel"...
  • Chocolate. exceptuando la nocilla para los bocatas (porque ya es "viscosa" de por sí), el chocolate no es una buena idea para un picnic porque con el calor, seguramente, se derretirá. 

Si llevamos cosas en tupper, lo mejor es que llevemos cubiertos de plástico porque son más ligeros y menos peligrosos. Con los platos, lo mismo, es mejor llevarlos de plástico porque así, podemos tirarlos y no cargar con ellos el resto del día. Que no nos falten las servilletas (bien de papel, bien de tela), tampoco nos olvidemos de ponernos crema para el sol. 
Se puede hacer un picnic según la ocasión. Si vas con tu pareja, pon música "ñoña", unas flores para adornar el mantel, si es de noche unas velitas... 


Después del picnic, lo mejor es quedarse sentado a escuchar las olas chocar contra los acantilados, los pajarillos, el sonido de una cascada... Y, cuando hagamos un poco la digestión, explorar el medio en el que nos encontramos que seguro que vemos cosas curiosas o chulis. También se pueden llevar juegos de mesa como cartas, el parchís...

Espero que os haya gustado mucho la entrada, a ver cuándo hago este picnic con Alex. Un beso a todos de parte de Eme.