Un pequeño armario que guarda un poco de todo.

"Flores en los balcones, golpes de palabras" (Madrid, te comería a versos. Leiva)

martes, 13 de agosto de 2013

¡Sorpresa!

Buenas noches, ¿qué tal?
Yo bien, el tiempo regular sigue en el norte pero por la tarde ha mejorado algo y ha salido el sol. Hoy Alex me ha dado una sorpresa, bueno, no, sorpresa no porque las sorpresas no se saben y yo esto lo sabía. ¡Ha venido a verme a Noja! Y me ha traído croquetas de esas tan estupendas que hace él, jajajaja.

Hemos dado una paseo por el pueblo y hemos visto alguna cosa chulilla que hay y que yo nunca había visto a pesar de que he estado dos veces en Noja (dos semanas; una este verano y otra el pasado). 

El palacio del Albaicín es, como su propio nombre indica, un palacio que perteneció a un marqués. Fue construido en 1916 por Leonardo Rucabado siguiendo las peticiones de la marquesa de Albaicín, Obdulia Bonifaz. Tuvo que ser reconstruido años después ya que un huracán lo destrozó. Yo también me he quedado un poco asombrada... un huracán en el norte de España... pensaba que aquí no había... 

Palacio de Albaicín

Por fuera es bonito porque es un mini jardín botánico, tiene plantas de diferentes sitios del mundo... (yo no entiendo de botánica, jajaja) Había bambú, muchos bonsáis preciosos, un estanque... Es bonito para pasar allí una tarde. Es pequeño, se ve muy rápido. 









Por dentro también se puede ver pero, al igual que el exterior, es pequeñito. Hay algunas estatuas y sillas, poco más. En un pequeño edificio contiguo, que también pertenece al palacio, había una exposición naval, con maquetas de barcos, trajes de marineros, utensilios utilizados en la antigüedad por la gente del mar...












Luego hemos ido a tomar algo a una terraza y a una tienda de artesanía que está un poco apartada de la civilización pero que es muy chula también. Me he comprado un anillo, a ver si me lo pongo, que no soy yo muy de anillos pero me ha gustado y era barato, así que... Había cosas muy bonitas en la tienda, como sandalias de cuero, mantas hechas con pelo de alpaca, pulseras, vestidos, camisetas, figuritas, colgantes... Vamos, la típica tienda de souvenirs, pero más bonita. Está en los bajos de una casa y tiene un aspecto muy de caserío. Es un poco cara en general -hay cosas, como el anillo, que no- pero es lógico si está todo hecho a mano.

Os dejo una foto de mi anillo y me despido hasta mañana u otro día, que ya tengo pensado el tema de la próxima entrada, un beso. Eme.


lunes, 12 de agosto de 2013

Dulce tentación

Hola a todos y todas, ¿qué tal? Hoy quiero refrescaros y endulzaros un poco el verano, aunque aquí, en el Norte, haga un poco de malillo... Se ha nublado y hoy, ni sol, ni piscina, ni playa...
Pensad en un helado, por ejemplo, de fresa. O en un cupcake con mariposas de color morado. ¿Qué es lo primero que pensáis? Posiblemente, os entré hambre, unas ganas terribles de hincar el diente a una de estas dos delicias. Pues, ahora, pensad en por qué no ponerse prendas de estos colores para ser tan irresistibles como los dulces en cuestión.

Cupcakes

Cupcakes

Desde hace un tiempo, vemos más estos colores en la calle y es que, son tan cuquis que es normal. Rositas palo, verdes menta, amarillos suaves, malvas... Son colores que a mí me encantan y tengo algunas prendas de esos colores. Así, pensando un poco, se me ocurren, el vestido de la gala, que era rosita palo o una camiseta verde agua de puntilla que me compré hace poco en New Yorker (a lo mejor me la pongo esta tarde cunado salga a dar una vuelta para que la veáis)
Pero ahora, vamos a ver unas cuántas cosillas guays!

Look 1

Rosa. El color que más me gusta en el mundo mundial, jajaja. En esta ocasión, he combinado un vestido rosa palo con complementos fucsias y me gusta mucho cómo ha quedado. ¿Qué os parece? ¿Del uno al diez?

Rosa

Look 2

Verde menta, un color súper alegre y veraniego. En este look, he optado por unos vaqueros, que combinan con todo y unas deportivas, para no ir siempre con tacones y parecer la marquesa de Chorrapelada, jajajaja. P.D: Me he comprado unas playeritas del estilo de éstas, ya os la enseñaré.


Verde menta
Verde menta

Look 3 

Amarillo. No me gusta mucho el color amarillo y se dice que da mala suerte, pero siempre hay alguna excepción que confirma la regla y hay cositas amarillas que sí me gustan.Esta faldita amarilla con estampado de flores, me parece una verdadera monada. ¿A que sí? Creo que la mejor manera de combinarla sería con una camiseta blanca sin estampados, lisa (como mucho, de encaje o con trocados) y un bolso y un calzado rosa, como las flores.

Rosa, amarillo. Petitsuisse
Amarillo

Y esto es todo por hoy. He de decir que mientras escribía he comido un bollito de chocolate, es que me ha entrado hambre, jajajajaja
Me despido, un besito!!! Eme. 

domingo, 11 de agosto de 2013

De veraneo...

Buenas noches, ¿qué tal todo? Yo bien, ya os dije que iba a venir a Noja y aquí estoy. He venido con mi prima y nos pasamos el día en la playa, en la piscina, dando paseos... ¡esto es vida! jajaja Echo de menos a Alex, pero por lo demás genial... ¡Incluso me está cogiendo el sol! 

Quiero enseñaros unas fotos que hemos sacado estos días. En una de ellas, llevo un vestido del que ya os he hablado varias veces en otras entradas, es de flores y el corte muy de los años cincuenta. Me encanta cómo queda porque es ajustadito en la parte de arriba pero la falda tiene vuelo. Me lo compré el verano pasado en el Corte Inglés. Lo llevé con un pañuelito en el pelo que he hecho yo con un fular que no usaba. Es verde neón y aún , aunque ya me lo haya puesto, no me convence mucho, es demasiado fosforito pero queda bien. 







Ayer me puse el vestido blanco de encaje, que también me tiene loquita porque es sencillo pero genial. Suelo combinarlo con complementos marrones. Un cinturón marrón con forma de lazo, pulseras de madera... Pero ayer, lo llevaba solo, que también queda bien. 
Además, este vestido es "especial" para Alex y para mí porque hemos dicho que un día nos vamos a ir de "locura" a un pueblito suizo que se llama Solothrun para casarnos y yo llevaré el vestido en cuestión. Jajajajaja


Hoy hemos estado por la mañana en la piscina y me he sacado una fotito allí. No se ve demasiado bien porque está sacada con el móvil. Pero salgo mona, jijijiji



Ya no tengo nada más que contaros o enseñaros por hoy. Mañana voy a dedicar el día a hacer unas compras de recuerditos en una tienda que he visto, como dicen que va a hacer malo... 
¡Por cierto! Esta noche hay lluvia de estrellas, las llamadas lágrimas de Lorenzo, se verás alrededor de la una, así que ya sabéis, todos a la calle para verlo. A ver si consigo verlas y saco alguna foto o vídeo. 

Un beso, Eme!



viernes, 9 de agosto de 2013

Sombra aquí y sombra allá...

¡Hola! 
¿Qué tal? Yo bien, ayer vine a Noja y aquí ando, poniéndome un poco morenita al sol. 

Hoy en día, lo tenemos todo bastante fácil, si queremos un eyeliner o una sombra, acudimos a una perfumería y voilá... Pero, hemos nacido con ello, nos parece la cosa más normal del mundo. ¿Alguna vez os habéis preguntado cuál fue el primer cosmético y quién lo inventó? 

El primer cosmético data de la Prehistoria y se dice que fue un protector solar. Mezclaban plantas, minerales y grasas animales y protegían con ese mejunje sus pieles. 

Pero, los primeros que utilizaron los cosméticos para "estar guapos" -o guapas, mejor dicho", fueron los romanos. Utilizaban aceites perfumados para tener la piel tersa, se pintaban los ojos con khol y los labios -en colores negro y rojo, respectivamente-, se teñían el pelo... Se utilizaba una especie de jabón hecho con cenizas vegetales, se frotaban a modo de desodorante incienso, hacían perfumes de flores...y, ¿quién no conoce eso que se cuenta sobre que Cleopatra se bañaba en leche de burra para tener la piel suave?



En la Edad Media, se dio un pasito hacia atrás porque los religiosos intentaron que las mujeres realizaran prácticas para estar más atractivas ya que, siendo así, sería más fácil que los hombres "pecaran". Vaya tontería, ¿no? Pero con el Renacimiento esto dejó de ser así y surgió una moda que promovía la belleza, la delicadeza... Las mujeres se hacían traer perfumes y maquillajes de lugares exóticos. Las pudientes, claro. Una pobrecita campesina tenía que conformarse con lo que Dios le había dado.



El auge de los cosméticos tiene lugar de la mano de Catalina de Médicis, en Francia. Abrieron en París el primer instituto de belleza, se utilizó miel y limón para suavizar las manos, hojas de salvia mezcladas con madera como dentífrico...



En el siglo XVIII los cosméticos empiezan a venderse en delicadas cajitas de porcelana, plata o incluso oro y se ponen de moda los perfumes con olores florales: rosa, lavanda, jazmín... Volvieron a verse mujeres con los labios pintados de rojo, como en la época romana.



En el siglo de la industrialización, el XIX, las mujeres optan por la sencillez y se bastaban con perfumes de flores o frutas como naranja, frambuesa, fresa... Reinaban los rostros pálidos y, por ello, utilizaban polvos de arroz para conseguirlo o, incluso, se bebía vinagre para lograr una carita pálida tan típica del Romanticismo. Se escondían del sol para no ponerse morenas y resaltaban cuanto podían los ojos. 


En el siglo XX, la cosmética se moderniza, deja de ser tan exclusiva y cualquiera puede acceder a ella, aunque sigue habiendo actualmente maquillajes carísimos que cualquiera diría que están hechos de oro para costar ese pastizal... Ahora no hay una tendencia única, si no que cada una lleva lo que le da la gana. Algunas optan por un maquillaje natural, otras por el estilo pin up con labios rojos y rabillo en el ojo...



Yo no suelo pintarme demasiado... Me gusta llevar la raya del ojo y, de vez en cuando, base. Rímel utilizo si salgo de fiesta. Las rayas de ojo gustan de colorines, tengo verde, azul, morado, plateado y el clásico negro. Me encanta el estilo pin up (lo he dicho millones de veces) pero creo que no me vería con el rabillo tan largo, además, no sé hacérmelo bien. 

Y, con esto y un bizcocho, hasta la próxima, besitos, Eme.





domingo, 4 de agosto de 2013

Tarde de domingo

¡Buenas noches!
¿Qué tal ha ido el domingo? El mío bien, me he levantado algo tarde, he escuchado un poco de música y, después de comer, he andado con mis broches y esas cosillas. También he hecho una lista de la ropa que voy a meter en la maleta porque el jueves me voy a pasar unos días a Noja, que es un pueblo costero de Cantabria, muy cerca de Bilbao. Voy con mi prima, espero pasarlo muy bien y sacar muchas fotos. Eso sí, voy a echar de menos a Alex un montón. 


Pero bueno, voy a hablaros de lo que he hecho hoy y, de paso, enseñaros unas fotos que he sacado. He ido a dar un paseo con mi prima, la misma con la que me voy el jueves, por Galdames, un pueblo aburrido (no hay tiendas, ni gente...) pero precioso. hay una vía verde que, en principio, es para las bicis. Está en plena naturaleza, rodeado de muchos árboles... Hay una zona donde hay un lago, un merendero... precioso, de verdad. He estado un montón de veces. Las fotos de lo que es la zona (en las que no salgo yo, vaya) las he sacado de otro blog: Jo, me aburro.

Mural de la vía verde de Galdames

Vía verde de Galdames

Se supone que este paseo es un repaso por la zona donde pasaban antiguamente las vías del tren que portaba el mineral. Y es que, en Galdames hay una cantera de mineral. Y, para ser así, creo que no le dan demasiada relevancia al tema de la minería. El sitio está algo degradado por culpa de unos pabellones industriales. En mi opinión, deberían hacer alguna réplica de los cargaderos de mineral o de algún tren de la época para "adentrar" más  a los visitantes en la historia que quieren dar a conocer. 
Hay detalles bonitos, como murales en las paredes, o paneles con poemas cada kilómetro pero... no sé. 

Poema, Antonio Machado
Poema, F. García Lorca.
Paneles.
Poema, Pablo Neruda

Ahora vamos a pasar a las fotos donde salgo yo, jajajaja.





Como veis en estas fotos, se me da muy bien hacer el tonto, jajajaja. Pero las fotos en cuestión me gustan porque, en las que hago el tonto, ¡siempre salgo mejor! O, por lo menos, como se supone que lo estoy haciendo, no tiene tanto delito salir fatal, jajajaja No soy nada fotogénica... 

La ropa que llevo, es de Elle Bilbao. La camiseta es muy sencilla, una camiseta básica beige con flores de color rosa. Creo que es muy combinable aunque creo que solamente me la he puesto con este pantalón verde militar. Es muy cortito y, aunque siempre he querido un pantalón corto muy corto, aún no me siento cómoda con él porque no estoy acostumbrada a enseñar taaaanta pierna. Jajaja Creo que solamente me lo he puesto dos veces: hoy y un día que fui a la piscina. 
¿Os gusta el pañuelo que llevo en el pelo? Lo he hecho esta mañana con una camiseta que ya no me vale. La camiseta era de Stradivarius, de hace unos cuántos años y, como me gustaba mucho, por no tirarla, he decidido hacer algo con ella. El otro día, ya me hice otro pañuelo para el pelo con un fular verde neón que nunca me he puesto. La verdad es que quedan muy cuquis, ¿a que sí? Aunque hoy no acompañaba mucho el pelo porque lo llevaba abultadísimo... :S

Creo que ya no tengo nada más que contaros, no voy a tardar mucho en irme a dormir, que mañana tengo que madrugar para ir al dentista, ¡qué pereza! Espero que hayas pasado un domingo divertido, como el mío, haciendo el bobo con mi prima. Un beso, Eme. 




sábado, 3 de agosto de 2013

Mackinaw

¡¡Holaaaaa!!

¿Qué tal todo? Yo bien :)
En la entrada del otro día os dije que el martes había estado viendo unos bailes regionales de Canadá en Güeñes. Pues bien, es la hora de hablar de estos bailes, aunque me temo que me va a quedar una entrada más bien escueta porque no tengo demasiado que contar. Los bailes corrían a cargo de un grupo de jóvenes -chicos y chicas- cuyo nombre era Mackinaw. 

He buscado información sobre ellos y he encontrado algunas cosas interesantes. 

El mackniaw es un tejido resistente al agua que se utiliza para hacer capas y chaquetas típica de Canadá que popularizaron los madereros del siglo XIX. La primeras chaquetas de este tipo datan de 1811, cuando John Askin, un comerciante, contrató a unas costureras para que realizaran unas chaquetas resistentes para el Ejército británico en una ciudad cerca de Mackinaw, Fort St. Joseph. Y, desde entonces, este tejido se utilizó para hacer prendas resistentes a la fría nieve canadiense. Faldas, chaquetas...

Y, debido a la chaqueta, muy típica del país, es el nombre. La compañía de baile se formó en 1974 gracias a la fusión de dos grupos con nombres impronunciables. 
El espectáculo me gusto bastante o, más bien, mucho. Tenían una banda propia, que tocaba la música típica de Quebec, la capital canadiense. Era genial, porque era muy animada, sonaban un par de violines, un acordeón, una guitarra y un piano. Los bailarines, además de bailar, hacían una especie de teatrillos. En ellos, un chico y una chica se "cortejaban", un chico se "peleaba" con sus compañeros porque no les dejaban bailar... Se me hizo corto, la verdad... 


Se cambiaron tres veces de ropa. Los trajes eran los trajes tradicionales del siglo XIX Candá y, aunque se parecen bastante a los de otros sitios -ya que están compuestos por una falda larga, un delantal y una camisa- me recuerdan mucho a los de la serie "La casa de la pradera" Y es que, mirad los sombreros que llevan las chicas. Ellos parecían los conocidos leñadores de cuentos como Caperucita, jajajaja. 

Algunas de las fotos no salieron muy bien porque cegaba un poco el sol, pero bueno. También grabé vídeos pero como mi Internet es un poco lento, no puedo subirlos, jajajaja. ¡Lo siento!









Pero, aunque no pueda subir los vídeos yo, en Youtube hay unos que no son del día que yo los vi, pero que son del mismo grupo. 


Y aquí os dejo, espero que os guste. Un beso. ¿Qué tenéis pensado hacer hoy? Yo he quedado con una amiga. Eme.