Un pequeño armario que guarda un poco de todo.

"Flores en los balcones, golpes de palabras" (Madrid, te comería a versos. Leiva)

domingo, 28 de diciembre de 2014

¡Por fin!

¡Buenas tardes!

¿Me habéis echado de menos? Jajajaja Llevo tiempo pensando en actualizar el blog pero es que no he tenido tiempo. Entre las compras, las fiestas, mi aniversario con Alex y alguna pequeña escapada que he hecho...

Así que, bueno, hoy toca una entrada de esas en las que cuento muchas cosas. Aunque hay una con la que me voy a explayar más... 

Lo primero es la gala de graduación de mi hermana. ¿Os acordáis? Os conté los "tips" para ir perfecta a una gala de este tipo. Bueno, pues ella eligió un vestido sencillo pero elegante, además en la parte de la falda tenía lentejuelas y creo que ya es sabido por medio planeta que me encantan las cosas que brillan, jajajajaja Si os soy sincera, la gala fue un tostón... ¡No le pusieron el birrete! y yo había ido por eso más que nada, jajajaja Lo mejor fue un coro que acudió a cantar. Después, pusieron un lunch que, tengo que reconocer, no estuvo nada mal, ¡para una vez que se estira la UPV/EHU! 



El día 20 de Diciembre fui a Biarritz y Bayona! ¡¡Por fin!! Con las ganas que tenía. Fui con Alex, a una excursión que organiza una "empresa" que se llama "Los planes de Cloe". Pensábamos que íbamos a ir rodeadas de viejecitas del imserso pero no fue para tanto, jajajajaja.

Salimos de Bilbao a las 8:00 y llegamos a Bayona a las diez, más o menos. Visitamos la ciudad y tres mercados (de Navidad, de artesanos y de productos europeos) La verdad es que me gustó mucho la ciudad, tiene una catedral que es una pasada. También me gustó el Ayuntamiento, el claustro de la Catedral... Había una estatua que más que bonita era... curiosa. Un Papa que daba bastante miedito. Las calles estaban decoradas muy cucamente y en el Casco antigua hay unas tiendas de chocolate que enamoran...
¿Lo malo? ¡Diluvió!
Estatua. Bayona.
Bayona
Chocolatería
Catedral y claustro
Ayuntamiento de Bayona
Casco antiguo de Bayona

Después, a la una, salimos en dirección al centro comercial BAB2 de Anglet. El motivo por el que fuimos, fue visitar un Carrefour. A mí, la principio me pareció un pelín absurdo porque en Bizkaia también tenemos Carrefour peeeeero luego nos lo explicaron. Resulta que no tienen nada que ver los que hay aquí. Hay muchas más cosas y, además, productos más baratos que en España. Por ejemplo, el foie y el queso que allí se consumen más y, por tanto tienen más bajos los precios. Alex compró foie de pato y yo macarons y esencia de vainilla (que aquí es bastante cara y allí me cobraron 1'90€  por 30 ml.)

Centro comercial BAB2

Chocolate de Bayona y macarons de Anglet

Por la tarde, fuimos a Biarritz y ¡es encantador! Lo primero que vimos la oficina de turismo y hasta eso es bonito. Enorme y de color rosita. Después bajamos hacia el casino y vimos las preciosas luces de Navidad, el mar. La cripta, atalayas, la Virgen de la roca, mansiones impresionantes, el museo de la mar, la iglesia ortodoxa... A Alex le encantó el faro pero no nos dio tiempo a ir hasta él. ¡Ya tenemos excusa para volver! Por la noche se volvió aún más maravilloso porque las luces de Navidad son increíbles (sobre todo la de la cripta, próximamente intentaré subir el vídeo). Además vimos pasar a Papá Noel en un carruaje, jijijijijiji. También nos maravilló el Hotel du Palais... 
Oficina de turismo de Biarritz
Biarritz
Casino de Biarritz
Ayuntamiento de Biarritz
Faro
Cripta
Virgen de la roca
Chocolatería Miremont
Miremont
Galerías Lafayette
Biarritz
Oficina de turismo de Biarritz, luces de Navidad

Para ir terminando, contaros que el día 26 de Diciembre hice dos maravillosos años con Alex. Le regalé un cojín con nuestras iniciales (hecho por mí), mermelada de pera y vainilla (también hecha por mí) y queso de cabra (al natural, a las finas hierbas, a la pimienta negra y al pimentón). Él me dio una notita donde decía que soy su princesa y me merezco un palacio. no entendía nada hasta que... voilá, aparecimos en el Palacio Oriol, que es un hotel de Santurtzi del que, creo, ya os he hablado alguna vez. Siempre había querido estar en él... :) Es muy mono por dentro y Alex, incluso, más. Jijijijiji

En la próxima entrada, espero enseñaros los regalitos de Alex. Ahora, van las del Palacio Oriol.



Hasta otro día a todos. Por si no nos vemos, feliz año nuevo :) Eme. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario