Un pequeño armario que guarda un poco de todo.

"Flores en los balcones, golpes de palabras" (Madrid, te comería a versos. Leiva)

lunes, 21 de septiembre de 2015

Audrey

¡Buenos días!

Si ayer os hablaba de que me apasionan los años 20, hoy os diré que también me apasionan los 40-50. La ropa de esta época me parece súper femenina y favorecedora. 

¿Quién no conoce acaso el famoso New look de 1947 de Dior? Las faldas con vuelo que se ajustan a la cintura, elegantes chaquetas y tacones midi...

New look, Christian Dior.
Uno de los mayores iconos de esta época, al menos para mí, es Audrey Hepburn.Tengo que hacer una confesión imperdonable: nunca he visto Desayuno con diamantes ni My fair lady.

Audrey Hepburn
Y, por supuesto, no puedo olvidarme de Grace Kelly. Que además de ser monísima tenía un estilo que me vuelve loca...

Grace Kelly
Bueno, pues el caso es que quería una falda de este estilo. me volví loca buscando una que me gustara y la encontré en Blanco.  La compré en rebajas y me costó 20€. Llevo con ella alrededor de dos meses pero no me había atrevido a estrenarla porque me parece demasiado "de vestir" pero el viernes encontré la ocasión perfecta. Acudí a una cata de quesos a un bar que se encuentra en la calle Máximo Aguirre (Bilbao). Se llama "El patito feo" y queda al lado del Museo de Bellas Artes. 

Busqué en internet cómo combinarla, aunque tenía ya alguna idea en mente. Y la verdad es que me resultó bastante sencillo. Dado que la falda ya llama la atención por su voluptuosidad, decidí no abusar del resto de prendas. Elegí una camiseta básica blanca de manga francesa y unas parisinas negras. El bolso, que era un Carolina Herrera original, me lo prestó mi tía. Me pinté los labios de rojo porque creo que dan un toque súper elegante. 

Espero que os guste el modelito. Me despido por hoy, besos!





domingo, 20 de septiembre de 2015

1920

¡Hola!

¿Qué tal todo? Espero que muy bien :)
He estado tiempo sin escribir porque no he tenido tiempo ni ánimos.

A estas alturas, creo que es sabido por todo el mundo cuánto me apasiona la década de 1920. Lo he repetido treinta pentatrillones de veces, ¿verdad? jajajaja 

Bueno, pues hace algún tiempo leí un artículo sobre moda -no recuerdo dónde fue- que decía que era muy posible que para los años 20 del presente siglo volviera la moda de la década de 1920. ¡Y me encantó la idea! Porque me encantan los flecos, las lentejuelas, los tocados, plumas, turbantes... 

Aunque quedan aún cinco añitos para cambiar de década, yo ya he empezado a ver cosillas con reminiscencias de los dorados años 20. Además, seguro que, por suerte o por desgracia, cinco años se pasan volando... 

Hace cosa de un año se pusieron de moda esa especie de kimonos de seda con estampados de flores y flecos en la parte de abajo. ¡Fue el detonante! En Stradivarius hay uno muy parecido a uno que he visto en la serie Boardwalk empire, ambientada en esa época. 

Stradivarius

Además, me quedé prendada de unos turbantes precioooooosossss!! Hasta me probé algunos y me gusta cómo me quedan pero no sé si me veo yendo con ellos, por el momento, al menos. Había de color burdeos, beige, negro, azul marino y con estampados. Como soy morena, los que mejor me combinaban con mi pelo eran el beige y el burdeos, precisamente porque resaltan. 

Stradivarius

En una tienda de Santurtzi (Rurele) he visto un vestido con falda de plumas y cuya cintura es baja, como era habitual en aquella década. Por desgracia, no tengo ninguna foto para que podáis verlo...

Creo que esto es suficiente por hoy. Antes de despedirme, quería deciros que tengo la intención de hacer algunas modificaciones en el blog y me gustaría escoger un día para publicar porque sin una planificación adecuada es una locura. No puedo pasarme semanas enteras si un sólo post.

Que paséis un domingo genial! Besos.




miércoles, 12 de agosto de 2015

Cupcakes

Buenos días, 

¿Cómo va todo? Espero que genial, lo que nos toca ahora es disfrutar del buen tiempo!

Hace unos cuantos meses me compré una máquina para hacer cupcakes. Es una tipo sandwichera, con tapa. Hace siete mini cupcakes en unos diez minutos. ¡Es una maravilla! Quedan muy monos, así chiquitines, redonditos... jijijijijijij Es de Taurus y la compré en Amazon por unos 25 €. La verdad es que me parece una ganga.

Resultado de imagen de maquina para hacer cupcakes taurusResultado de imagen de maquina para hacer cupcakes taurus


También me compré una batidora rosa porque la que había en casa (¡que se la regalaron a mi madre por su boda, ahí es nada!) se ha estropeado hace unos meses, después de casi treinta años, jajaja


He hecho algunos cupcakes desde entonces, poco a poco me van quedando más monos. Lo que más me costaba era la buttercream porque si me quedaba la textura perfecta, me sabía demasiado a azúcar y, si sabía bien era muy líquida. Os voy a enseñar algunos de los que he hecho :) Espero que os gusten. Me voy a despedir por hoy, besos. Eme.

Aunque no sean muy monos, estaban.... Cupcakes de fresa  y galleta María.
Cupcakes de kiwi
Oreo

Los últimos que he hecho, de lavanda.
De Oreo


Chocolate y vainilla





domingo, 9 de agosto de 2015

Sobre mí

¡Hola!

Hoy me apetece hacer una entrada contando algunas cosillas sobre mí.


  • Soy muy moñas.
  • Tengo tantos libros que mis estantes parecen el tetris.
  • Me encantan los libros trágicos que me hagan llorar.
  • Soy adicta al chocolate.
  • Me encanta cocinar.
  • A todo le llamo "sueño" y, por tanto, tengo sueños asequibles.
  • Me encanta guardar todo en cajas.
  • Soy adicta a los estampados de flores.
  • Tengo muchos "posibles trabajos" a los que me gustaría dedicarme.
  • Me encantaría saber tocar el violonchelo.
  • El animal que más me gusta en el mundo es el conejo y, sobre todo, mi Coquito. También me encanta mi perra, Laia. 
  • Me encantan los platitos, tacitas y vasitos. 
  • Tengo una debilidad especial por las cosas antiguas.
  • Mi olor favorito es el de la lavanda.
  • Mi color favorito es el rosa.
  • Ya sé cómo van a llamarse los hijos que tenga algún día. 
  • Me apasionan las bodas.
  • Colecciono recetas, aunque luego no hago ni la mitad.
  • Me encanta que mi cumple caiga en viernes o sábado pero odio que caiga en domingo o lunes. 
  • El mejor libro que he leído recientemente es La piel dorada.
  • Mis pelis favoritas son Pearl Harbor, Moulin Rouge y El Gran Gatsby.
  • Tengo buena memoria para quedarme con frases de libros que me gustan.
  • Soy muy "inestable" emocionalmente hablando. Puedo pasar de reír a carcajadas a llorar desconsoladamente en cuestión de segundos, y viceversa.
  • Nunca dejaré de ver pelis de Disney.
  • Antes de morir tengo que ir a ver el ballet de El Cascanueces.
  • Me gustaría tener un pequeño estanque en el jardín.
  • Cambio a menudo de fondo de pantalla en el móvil porque enseguida me canso.
  • Me encanta la Navidad.
  • Me lío con las horas digitales.
  • Me encantan las boinas, sombreros, pamelas y tocados.
  • Cada año, busco los tocados de las carreras de Ascot.
  • Cuando hay "bodas reales" me encanta ver los vestidos de las invitadas. 
  • Me encantaría vivir un par de días en la década de 1920.
  • Me atrae todo lo que brilla.
  • Quier heredar la colección de dedales de mi madre. 
  • Me apasionan los castillos y uno de los sueños de mi vida es visitar todos los castillos des valle del Loira.
  • Durante algún tiempo, me gustaría vivir y trabajar en otro país.
  • Me gusta cómo suena el francés pero odio las canciones en ese idioma. (Sólo me gusta una de Edith Piaf)
  • Si por mí fuera, en mi casa habría siempre alguna vela encendida.
  • No suelo ver la tele pero cuando una serie me gusta, me gusta mucho.
  • Me encanta Suiza y sus paisajes.
  • Soy torpe con la informática.
  • Me encanta Hello Kitty.
  • Tengo varios libros de plantas medicinales y similares. 
  • Soy bastante maruja.
  • Me encantaría visitar una fábrica de relojes de cuco.
  • Algún día publicaré un libro. 

jueves, 6 de agosto de 2015

Tea party

¡Buenas tardes! ¿Qué tal? ¿Disfrutando mucho de la playa? Espero que sí. Yo este año, por el momento solamente he ido dos veces… El tiempo del Norte es muy traicionero y, cuando me apetecía ir, de repente caía un chaparrón. Así que, bueno…

Hoy me apetecía quedarme en casa porque quiero  descansar y sentarme en la terraza a leer. Es algo que me encanta y que en invierno no puedo hacer…



Viendo el título de la entrada me imagino que ya sabréis por dónde van los tiros, así que allá voy…

Hay dos cosas que la gente que me conoce sabe sobre mí: una es que me encanta celebrar mi cumpleaños y, la otra, que cuando me da por algo, me da muy fuerte. El mes que viene es mi cumple, así que ya he empezado a darle vueltas a la cabeza para ver qué puedo hacer… ¿Y sabéis por qué me ha dado muy fuerte? Efectivamente, por una tea party. He buscado por internet algunas ideas y, oh, Dios mío, cada cual es mejor que la anterior. He encontrado un blog súper cuqui que tiene una entrada sobre una tea party geniiiiiiiiiial. Os dejo el enlace para que lo veáis, ¡es una pasada!

El problema de hacer una tea party para mi cumpleaños es que no tengo donde hacerlo… Mi casa no es lo suficientemente grande como para ello y, aunque tengo un jardincillo donde sería posible hacerlo, el tiempo de Septiembre es muy traicionero (ya lo dice el refrán: en Septiembre se secan las fuentes o se inundan los puentes…) y no quiero que acabemos todos pasados por agua. Mis tíos tenían un bar y celebré en él mi anterior cumpleaños (con una fiesta años 20) pero ahora se han trasladado y el nuevo es bastante pequeño. Otro de los problemas, aunque menos importante a mi juicio, es que me parece una fiesta “muy de chicas”, al menos del modo en el que yo la concibo… Alex dice que él quiere ir por los sándwiches que he encontrado por internet jajajaja

Mientras voy pensando cómo poner remedio al problemilla, os voy a contar cómo sería para mí una fiesta del té.

Tiene que haber tacitas y platitos bonitos a tutiplén y, por supuesto, teteras. Éstas son mis últimas adquisiciones.
Tacita y plato rosa de lunares. Casa shop.
Juego de tazas y platos. Carrefour.
Platito. Tienda de Barakaldo.
Figurita Sra. Potts. Regalo de Alex.






Para comer, sandwichitos y dulces. Los típicos sándwiches de té llevan pepino, crema de queso, pescados ahumados, mayonesa, mostaza y especias como el eneldo o el cebollino. En la página Oh! Meriendas, podéis encontrar bastantes ideas culinarias de esas que hacen la boca agua. No pueden faltar pastitas de té, obviamente. Además son tan pocholas… me gustan mucho esas que tienen en el centro un circulito de mermelada roja. Hoy en día, podéis encontrarlas en cualquier tienda pero, ¿y lo divertido que es cocinar? También me gustaría que hubiese cupcakes (como los que hoce de lavanda el otro día, jijijiji), macarons y una tarta “desnuda” con nata y frutos rojos. Y el té, lógicamente, es imprescindible porque no si no, no sería una tea party… Ya que este tipo de fiestas son típicamente inglesas, yo optaría por poner variedades típicas de allí, como: English breakfast, Darjeeling o Blooming té si queréis algo que deje boquiabierto. Para acompañar al té, una jarrita con leche, rodajas de limón y terrones de azúcar (he visto tutoriales para hacer terrones con formas). Y, si tenéis amigas a las que nos les guste el té (tengo algunas que dicen que es agua caliente…) podéis poner café o chocolate.

Cupcakes de lavanda
Sandwiches de jamón, chutney de mango y nueces
Oh! Meriendas

En la mesa no pueden faltar ramos de flores y detalles vintage, como las típicas jaulitas envejecidas o farolillos. También me gustan mucho las velitas.

Farol de madera en blanco Al. 36 cm OLIVIER
Farol, Maisons du monde

Ramo de peonías artificiales rosas Al. 25 cm GLADYS
Ramo de peonías artificiales, Maisons de monde

Para después de tomar el té, ya que un cumpleaños en el que solamente nos sentemos a tomar el té y comer me parece algo aburrido a mi edad, tendría que pensar en algún juego o similar y no se me ocurre. Me imagino que recurriría a los juegos de mesa (Me encanta el Cluedo o el Cranium!)

Tea party


Me despido por hoy, besos!!

miércoles, 15 de julio de 2015

Princesa

¡Buenas tardes! 

¿Qué tal todo? Espero que muy muy bien :)

Soy una loca de las manualidades, tengo que reconocerlo. Una cosa es que se me den mejor o peor... Pero el caso es que me paso muuuuchas horas rebuscando por Internet blogs guays sobre manualidades. Una de las páginas que más me gustan, es Oh! Manualidades, que es una página en la que recopilan ideas de blogs.

Aunque siempre me han gustado las coronas de flores, recientemente he visto en muchos de estos blogs de los que hablo y, por ello, me emperré en que quería hacer una. Siempre que voy a mercados medievales miro de reojo el puesto donde hacen este tipo de complementos pero me parecen un poco caros. Llevo unos días buscando unas flores bonitas y no demasiado grandes para mi corona -hay algunas que he visto que son demasiado exageradas, la verdad, parece que llevan en la cabeza un jardín entero-, pero me costaba un poco encontrar flores a mi gusto. Pensé en hacerla de flores naturales pero si las compraba me iba a salir caro y si las recogía, iba a acabar casándome. Además, iba a ser una corona efímera porque las flores se marchitarían... Ayer encontré unas flores que me encantaron en un chino así que, ni lo dudé, vaya. Me costaron dos euros y vienen bastantes.

A continuación, voy a enseñaros los materiales que utilicé. Sé que tengo otro blog que, en teoría esta destinado a este tipo de cosas pero he pensado que voy a cerrarlo porque creo que es un poco absurdo tener dos blogs, ¿no? Pero antes de hacerlo, quiero hacer una pequeña recopilación de las entradas de ese blog y tengo que pensar cómo hacerlo. 


Florecillas de plástico
Cinta aislante, de marca "Leiva" ;) jajaja
Alambre

Y éste es el resultado... Sé que no es el más profesional del mundo pero para ser la primera que hago, jejejeje. Mi mayor fallo ha sido haber utilizado ese tipo de cinta, que es como de plástico, con una de papel -o similar- habría quedado mejor. Lo tendré en cuenta para la próxima vez!!






 Siguiendo un poco el hilo de las manualidades, una cosita muy breve. Hoy he descubierto el "découpage". Dado que lo he descubierto hoy, creo que Wikipedia -Bendita ella!- puede seros más útil que yo. Pódeis informaros aquí. Además, os dejo una página donde podéis encontrar láminas gratis para realizar este trabajo. Hay muchísimas y son preciosas. ¿Mis favoritas? Las que tienen toques vintage. 

¡Hasta otro día, besitos! Eme. 




domingo, 12 de julio de 2015

Un pequeño cambio


¡Buenas tardes!

Lo sé, lo sé, no hace falta que me lo digáis. No tengo perdón de Dios. Llevo sin escribir desde el quince de mayo... Si soy sincera, me ha dado un poco de pereza o no he encontrado tiempo y eso que no he hecho gran cosa. Voy a pasar todo el verano aquí, en Bilbao. 

Dije por Twitter que iba a hacer una entrada sobre Eurovisión pero al final se me pasó (y eso que la tengo a medio hacer) y ya me parece un poco absurdo publicarla. Sabéis que soy una súper mega fan de Eurovisión, así que no puedo resistir la tentación de deciros cuáles fueron mis canciones favoritas (así, muy brevemente) Mis favoritas fueron: 

1.Grande Amore, Il Volo (Italia)
2. Heroes, Måns Zelmerlöw (Suecia)- Ganador. Escuchad su disco Perfectly damaged, a mí me encanta ;) 
3. A monster like me, Morland y Debrah Scralett. (Noruega)
4. Here for you, Maraaya (Eslovenia)
5. Still in love with you, Electro Velvet (Reino Unido)

Dejando a un lado el tema de Eurovisión, hoy quería hablar un poco de mi vida. a lo mejor a nadie le importa pero me apetece hacerlo y, además, a lo mejor ayuda a alguien que se encuentra en mi misma situación. He titulado a la entrada "un pequeño cambio" porque es, precisamente, lo que va a acontecer mi vida en los próximos meses.

Como sabéis, estudié Derecho pero la cosa no fue como a mí me hubiera gustado. Se me hizo muy complicado seguir adelante y me frustraba pensar que, a pesar de estudiar no daba frutos. Por eso, el año pasado, a final de curso, decidí dejar la carrera durante un año porque necesitaba despejarme y relajarme. No sé si fue lo más acertado pero lo que está claro, es que no me arrepiento. 

La carrera me gusta, mucho, pero creo que "no es lo mío". Este año he tenido mucho tiempo para pensar. Al principio, la idea era volver a la uni pero a medida que el tiempo iba pasando la idea se fue disolviendo como un terrón de azúcar en una taza de té. Llegó el día en el que me dije a mí misma que no podía seguir engañándome... no quería volver. Me daba miedo repetir los mismos errores y creo que volver a suspender iba a ser un jarro de agua congelada. 

Una amiga -que había dejado la uni antes que yo y había hecho un grado superior- me pasó el enlace de un grado llamado Asistencia a la dirección. Tenía asignaturas que podían gustarme y, como salida, Asistente jurídico, que iba un poco en la línea de lo que me gusta. Así que, no lo pensé un momento. Los primeros en saberlo fueron Alex y mi hermana y los dos me han súper apoyado. Soy un poco insegura y necesito que otra persona me anime a hacer lo que quiero. Ellos han sido esa persona.

Al resto de mi familia tardé un poquito más en decírselo, me daba miedo defraudarles por no volver a la univesidad y no tener una carrera. Aunque, en mi opinión, las carreras están algo sobrevaloradas... Pero no hubo ningún problema, ni si quiera me han mencionado nada de la universidad. A mi abuela le ha costado un poco entender que es otra cosa diferente, en otro "cole"... pero también está contenta.

En este año "sabático", lo he pasado un poco regular. Después del verano, cuando todas las personas de mi entorno volvían a las clases, me sentí muy bien, para qué vamos a negarlo. Me encantaba escucharles quejarse de los madrugones, de los profesores... y yo estaba en mi casa, tan ricamente. Pero en Octubre empecé a agobiarme por "no hacer nada". Así que me puse a estudiar inglés -repasar- y francés por mi cuenta. Creo que en ese sentido, ha sido provechoso. 

Busqué trabajo y me salió, sí, aunque a mes y medio me fui porque no era, lo que se dice un trabajazo. No le recomiendo a nadie ser comercial, la verdad.

Hay gente que cree que durante este año he vivido como una reina pero no es así, ni mucho menos. Como ya he dicho, me he agobiado por pensar demasiado. Me han hecho algunos comentarios del estilo "Vaya huevos tienes por desperdiciar un año". Aunque tengo que reconocer que a veces también he pensado yo misma que he desperdiciado un año, ahora creo que no es así porque me ha servido para encauzar mi vida y pensar en el grado con muuuuuuchas ganas.  

El otro día, estando con Alex, me dio por decir que quiero ser "wedding planner", jejejeje. Las bodas me encantan y, ¿qué mejor que dedicarme a ello? Busqué qué se necesita para ello y leí que en España aún no existe el título como tal pero que se puede estudiar un grado similar al que voy a hacer yo (asistencia), cursos de protocolo, organización de eventos... etc. -El grado tiene las dos asignaturas-. Aunque todavía no sé qué seré, porque la vida da muchas vueltas, es una opción que me gusta mucho. Alex dice que una de mis "cosas buenas" es que me gustan un montón de cosas que podría ser... jajajaj Tener una tienda de cupcakes, algo relacionado con la floristería, una tienda de antiguedades, organizadora de eventos... y otras mil cosas en las que ahora mismo no caigo. 

Después de haberos dado esta charla jajajja, me despido pero antes os dejo estas imágenes, que me parecen apropiadas para la entrada de hoy...

Resultado de imagen de animo mr wonderfulResultado de imagen de animo mr wonderful

Resultado de imagen de animo mr wonderfulResultado de imagen de animo mr wonderful
 Un besoooo. ¡Y a ver si no pasa tanto tiempo hasta la próxima entrada!

Eme. 

viernes, 15 de mayo de 2015

Mercados y espectáculos

 Hola, hola. Buenas y lluviosas tardes!

El día doce de Abril fue el cumpleaños de Alexito. ¡Veintidós añazos ha hecho ya! Me encanta vacilarle diciéndole que yo soy más joven que él, aunque solamente me lleve cinco meses.

Me he vuelto loca buscando el regalo, quiero que sea perfecto para él. Primero, pensaba en una escapadita juntos pero nada me convenció al 100%. Después, pensé en regalarle unas entradas para ir a ver a Berto Romero, que le encanta pero no viene  a Bilbao e ir a Barcelona era un rollo… Al final, le cogí unas entradas para ver a Ernesto Sevilla. Dice que le ha gustado pero sé que Berto Romero le habría encantado.

Para que fuera un poquito más lustroso el regalo, le hice un talonario de vales. “Vale por un beso” “Vale por un lo siento” “Vale por un picnic”… El vale final era un vale por dos entradas para ver a Ernesto Sevilla.

No me quedó muy allá, hice y rehice dos mil quinientas veces, como mínimo, los vales. Dibujar no es mi punto fuerte. Y este es el resultado…







El espectáculo en cuestión, fue el pasado sábado.

Por la mañana fuimos, como cada año, al mercado medieval de Balmaseda, que me apasiona… Como siempre, compré chocolate, no lo puedo evitar…  En esta ocasión, una tableta de plátano y otra de violeta. Están… ¡para morirse! También compré tinta para una pluma que me regaló Alex hace un tiempo y tomé un té moruno en una preciosa jaima (además te podías llevar el vaso y son taaaaan bonitos los vasos de té morunos…)



Con Ernesto Sevilla nos reímos un montón (yo hasta lloré de la risa…) ¡Tenéis que ver el corto de J. Kramer ¡ (Está en Youtube) y también el de Reunión de fans.

Antes de despedirme, deciros que este fin de semana y el lunes se celebra el Día Internacional de los Museos. Aquí os dejo el enlace a la página de todos losmuseos gratis de Bizkaia pero, personalmente, me vais a permitir hacer algunas recomendaciones:

-Museo de coches antiguos de Galdames, Torre Loizaga (gratis el lunes 18)

-Museo de boinas La Encartada de Balmaseda

-Museo Vasco de Bilbao (regalan un libro a todos los visitantes)

-Y, bueno, aunque sus obras no me gustan mucho, para una vez que es gratis, hay que aprovechar e ir al Guggenheim! (Tengo que aclarar que por fuera me parece precioso y que Puppy es mi debilidad)


¡Que paséis un día estupendo, petites! Besitos, Eme. 

viernes, 17 de abril de 2015

Lourdes

¡Buenos días! 

¿Os gustó la entrada de ayer? Espero que sí, porque para mí es muy especial. Os la dejo aquí, para los que no la hayáis visto. 

El quince de marzo, fui a Lourdes. Había querido ir siempre porque además de parecerme un sitio bonito, aunque no soy una creyente acérrima,  las Vírgenes son sagradas para mí. Fui con mi ama, Alex y mi prima. Madrugamos un montón y el viaje en bus se nos hizo un poco largo pero, al menos para mí, mereció la pena. Ya no solo por el hecho de ir si no porque pasé un día agradable con personas a las que quiero.

Gruta

Primero, hicimos una ruta en la que una guía muy simpática nos explicaba algunas cosillas sobre las apariciones de la Virgen, etc… Entramos en la Basílica, nos sacamos unas fotos… Fuimos a ver el manantial del que sale el agua Bendita…
Mosaicos
Basílica

Virgen de Lourdes
Lourdes
Vistas

Santa Bernardette

Basílica

Después, ya solos, subimos por el camino de los penitentes, donde hay recreaciones de escenas de la Semana Santa. La guía nos contó que hay gente que lo sube de rodillas… ¡Impresionante!

Camino del penitente

Cuando bajamos, llenamos las botellitas de agua. Después comimos y los bocatas nos supieron a Gloria, jejejejeje Por la tarde fuimos de compras, mi madre es una loca de los souvenirs y creo que yo lo he heredado de ella. Jajajajaja. Compramos figuritas, rosarios, velas... ¡y yo una boina rosa! No sé si me la voy a poner pero en París me quedé con las ganas y esta vez no me he podido resistir.  Algo que me sorprendió de Lourdes es que los souvenirs no tienen precios desorbitados. Hay cosas caras, por supuesto, pero en general es bastante asequible.

Alguna vez en mi vida me gustaría ir de voluntaria.

Os dejo por hoy, hasta la próxima! Un beso grande, Eme. 

jueves, 16 de abril de 2015

Querida Vida,

¡Buenísimas tardes! ¿Cómo va todo? Por aquí bien, llevamos unos días súper soleados –aunque hoy ha llovido un poquito- y el sol me pone de buen humor. Sé que llevo mucho sin actualizar el blog –tengo temporadas- pero es que juro que no he podido. Encontré un trabajillo, que acabé dejando porque no era lo que me pensaba y me quitaba mucho tiempo. Después, lo único que me apeteció hacer fue ¡descansar!

Estos días os voy a ir contando algunas cosillas guays que me han pasado en estas semanas. De momento, quiero compartir con vosotros uno de mis más preciados tesoros. Os pongo en situación antes: hace un tiempo, a principios de año, vi que había un concurso de cartas de amor. Como sabéis, me apasiona escribir y uno de los sueños de mi vida es publicar un libro -escritos ya los tengo-. Pues bien, me decidí a escribir una carta. Quise darle una vuelta al tema. No sé vosotros pero yo al pensar en el amor me viene a la cabeza una persona: mi pareja, mi familia, mis amigas… Pero también hay otras cosas a las que puede quererse, ¿no? Así que, decidí escribirle a mi vida. Además, en el momento que la escribí, no estaba pasando por un buen momento personal y tengo que decir que me ayudó un montón. La he presentado a dos concursos y no ha sido ganadora en ninguna pero yo estoy satisfecha con ella. A la gente de mi entorno que la leyó, también le ha encantado y con eso ya me vale. Espero que la disfrutéis mucho.


Querida Vida,

En realidad, no sé por qué he decidido escribirte esta carta… Quizás sea porque he visto todas las cosas que me has dado sin pedir nada a cambio, porque me he dado cuenta de que eres mucho más que una amiga. Eres parte de mí.

Nos conocimos un 16 de Septiembre de 1993. Mi vida, mi propia vida, cómo sonaba... No te voy a engañar, tengo que reconocer que al principio tuve miedo de ti. Eras una completa desconocida a la que vi nada más abrir los ojos por primera vez en mi recién estrenada existencia. Pero, a pesar de ese escalofrío de inseguridad, seguí adelante porque tú me brindaste tu mano cálida y, desde entonces, jamás nos hemos separado. Puede que a veces te haya maldecido e, incluso, te haya  dicho que te odio pero sabes que no lo digo de verdad. Sabes que pienso en ti cada segundo, en qué me depararás y en por qué eres así y no de otra manera. Sé que eres sabia y que todo lo haces por alguna razón. Espero que no te hayas tomado mal todas esas palabras fuera de lugar que he pronunciado en ciertas ocasiones, tengo momentos de debilidad en los que no soy yo misma. Pero tú me apoyas, pase lo que pase. Lo siento mucho, de verdad.

Vida, quiero darte las gracias por todo. Me has enseñado a amarte de una forma tan incondicional que no quiero dejarte ir jamás. Gracias por decirme en un susurro cada mañana que me levante de la cama en la que pernocto porque tenemos un largo día por delante. Y no sólo por eso, también por todo lo demás.

No sé qué habría sido de mí si no te hubieses empeñado en hacerme ver las cosas bonitas cuando yo solamente tenía ojos para las lágrimas. Has puesto en mi camino a personas que me quieren y me has concedido dones realmente maravillosos. Has confiado –y sigues haciéndolo- en mis capacidades y tu suave y dulce voz me dice al oído que luche por las cosas que merecen la pena. Consigues sacarme sonrisas con las situaciones más absurdas y encantadoras del mundo. Le pides al cielo que diluvie para mí cuando estoy leyendo un libro porque sabes que disfruto muchísimo con ello. Haces sonar mi canción favorita cuando estoy escuchando la radio y me regalas atardeceres dorados de ensueño cuando me empeño en ver las nubes grises.

Eres la más fiel compañera que una persona puede tener. Quizás a veces las cosas no salen como tú quieres que salgan pero, tranquila, yo sé mejor que nadie que errar es humano. Sé que haces todo lo que está en tu mano, que te esfuerzas por dibujarme una sonrisa y por mostrarme los caminos correctos. Me ayudas a levantarme cuando me caigo y curas mis heridas con esos besos mudos y esos abrazos invisibles.

¿Sabes una cosa? Estos días he estado pensando y he llegado a la conclusión de que el amor más fuerte que un ser humano puede sentir es por su vida. Porque para amar todo lo demás, primero hay que amarte a ti, porque tú lo eres todo. Todo. Porque sin ti no hay nada. Eres el pilar fundamental de todas y cada una de las personas.

Por favor, Vida. Sigue siendo tan caóticamente perfecta.

Un saludo. Atentamente, J.