Un pequeño armario que guarda un poco de todo.

"Flores en los balcones, golpes de palabras" (Madrid, te comería a versos. Leiva)

domingo, 15 de febrero de 2015

Esquimales en el Caribe

Buenas tardes!!

¿Qué tal el Carnaval 2015? El mío muy bien, jijijiji

He titulado la entrada así porque fui de esquimal -o inuit, como se supone que les gusta que les llamen, jajajaja-. Además me he acordado de la serie de dibujos que veía de pequeña, jajajaja ¿Os acordáis? Alex fue de pingüino. Así que... tal para cual.

Mi disfraz lo hizo mi madre, la caña -que funcionaba de verdad- me la hizo mi padre y el pescadito yo :P  El disfraz de Alex es comprado. Lo mejor del mío es que es súper calentito y por primer año en mi vida he lucido disfraz sin pasar frío. Llevaba por debajo unas medias térmicas y pantalón, Por arriba, una camiseta de tirantes, un jersey y el abriguito de esquimal.

¡A ver si os gusta!





¿De qué os habéis disfrazado vosotros?

Un beso, Eme.




lunes, 9 de febrero de 2015

Los modelitos de los Goya 2015 (II)

Y he aquí la segunda entrega de los modelitos de los Goya 2015: 


Leticia Dolera llevó un Dolores Promesas Heaven rojo, fucsia y negro. Creo que yo, personalmente, no me lo pondría, pero no me disgusta. ¡Las flores me encantan! El corte de la falda me gusta mucho y el cinturón que llevaba en la cintura, aunque pasa bastante desapercibido por ser del mismo tono que las flores estampadas en el vestido. El maquillaje combinaba bien pero el pelo, como Macarena García, bastante simple.

Leticia Dolera

El vestuario de Marta Hazas me suele gustar mucho y también sus peinados. En esta ocasión llevó un Jorge Vázquez de lentejuelas muy bonito, con un corte precioso y el pelo con unas ondas muy favorecedoras.

Marta Hazas
Toni Acosta es muy simpática, me hace gracia, jajaja. Lució un vestido rojo muy bonito de Alicia Rueda, con un solo tirante formado por “hojitas”. La parte inferior era muy de princesa.

Toni Acosta
De Massiel prefiero dar una leve pincelada porque verla me hace daño a los ojos. Las palabras horrible, horroroso, esperpento… se quedan corta. Que alguien me saque los ojos, por favor.

Massiel

Nerea Barros, al igual que Penélope Cruz se decantó por un Oscar de la Renta. No era el más feo que he visto (sobre todo después de Massiel) pero no me ha hecho decir guau. Su pelo bastante simple. Además, la cara de esta chica me da un poquitillo de miedo, no sé por qué.

Nerea Barros
Aura Garrido no me gustó nada de nada. Para empezar, ese corte de pelo le queda mal. Muy mal. Y el vestido era uno de los más raros de toda la noche. Blanco, negro, pinchos por la cintura y los hombros… no sé. Era de Jean Paul Gaultier.  Con lo bien que fue el pasado año...

Aura Garrido
La “señora De laIglesia” (supongo que siguen juntos, espero no haber metido la pata), Carolina Bang llevó un Lorenzo Caprile de color Burdeos que a primera vista no es feo pero que le hace gorda. De cara iba mona.

Carolina Bang

Parece ser que las capas han pegado fuerte este año. Alexandra Jiménez también apostó por una de santos Costura. Era bastante bonito, no tengo ningún pero que sacarle al vestido. Quizás el escote era demasiado pronunciado. Eso sí, Alexandra está más guapa de rubia.

Alexandra Jiménez
A Pilar López de Ayala no le favorecía nada de nada su Tot-Hom. Creo que en la parte de la cintura le faltaba algo que le diera un poco de gracia al vestido. El rojo fue “el color de la noche”. El recogido me parece bastante feucho.

Pilar López de Ayala
Carmen Machi (o Aída, como la conoceré por el resto de mis días) se decantó por un Nicolás Vaudelet de color negro y blanco. Creo que eligió muy bien. Era  un vestido sobrio y elegante, apropiado para ella. Con esto quiero decir que no se cree una marquesa de Chorrapelada que se cree que tiene quince años. El maquillaje también, muy acertado. El pelo no me gustaba nada de nada.

Carmen Machi
Con Dafne Fernández me pasa una cosa: o me encantan sus modelitos o los aborrezco con todas mis fuerzas. Con el que llevó ayer me pasa como con el que llevó en las campanadas. ¡¡Una pasada!! El de ayer (de The 2nd Skin Co.), era de color violeta y tenía en la parte superior unas flores preciosas. La cola es maravillosa… La espalda era descubierta e iba anudado al cuello. Aunque el recogido no era muy bonito, no le sentaba mal del todo. El maquillaje, perfecto. Otro diez por aquí.

Dafne Fernández
El Carolina Herrea NY de Juana Acosta no lo llevaría pero ¡a esta chica todo le sienta bien! Como una imagen, vale más que mil palabras:

Juana Acosta
La pobre Rossy de Palma llevó un horrible maquillaje, para empezar. Los labios en ese color no le quedan nada bien. El vestido le hacía un poco enorme.


Rossy de Palma
Blanca Romero lució un Dolce & Gabana monísimo. Era negro, con un corte muy bonito, dejando los tobillos al aire. Creo que, a lo mejor, en otro color, sería más bonito pero… El bolso no considero que fuera el más apropiado. ¿Con clutch no iría más mona? Me gusta su recogido.

Blanca Romero
El color elegido por María León no me gusta nada de nada. El corte del vestido (Fernando Claro) está bien y a ella le favorecía, aunque quizás la zona de los hombros está un poco recargada. Para rematar, le añade esos pendientes tan enormes.

María León
Nawja Nimri fue vestido por Cortana. El vestido era muy bonito, de encaje de color ¿gris? Le quedaba perfecto sobre su cuerpo. El corte y color de pelo le quedan espectaculares. Aprovecho para recomendaros la película “Todo lo que tú quieras”. A mí me encantó y la banda sonora es de Leiva ;)

Nawja

¡La Sirenita! Jajajaj No, hablo de Elena Ballesteros. En cuanto la vi, pensé en Ariel. Llevaba un vestido verde ¿alga? Con apliques brillantes que le quedaba como anillo al dedo. El pelo pelirrojo fue lo que me hizo ver a la sirenita.

Elena Ballesteros

No sé si es porque no la soporto pero Elena Furiase parece que llevaba una armadura. Además de no ser muy agraciada físicamente le hace unos pechotes nada bonitos. Era de Etart and Panno.

Elena Furiase
Inma Cuesta llevaba un vestido algo parecido al de Macarena García. Y opino, básicamente, lo mismo aunque creo que le hacía un cuerpo más bonito a Macarena. El de Inma era de Dolores Promesas Heaven.

Inma Cuesta
Natalia Sánchez me suele parecer, por lo general, un poquito horterilla. El vestido de Esther Noriega que lució en los Goya, un poco sin más. No me parece espantoso pero no me lo pondría. El color no me gusta porque parece que “se lo ha comido el sol”. El pelo lo llevaba un poco pobre.

Natalia Sánchez
Terele Pávez escogió un Piedad de Diego en azul klein con escote de encaje. La verdad es que me pareció muy bonito y apropiado. Habría suprimido el “matojo de pelo” que llevaba (me refiero a la estola). No sé si es de pelo natural pero prefiero no pensarlo porque no quiero que Terele me caiga mal.
Terele Pávez

Malena Alterio iba preciosa. El vestido era bastante normal. Negro, palabra de honor, con corte de princesita. Lo combinó muy bien con ese collar. Además iba muy bien peinada y maquillada. Creo, y sólo creo, que el vestido era de Tot-Hom.

Malena Alterio
Mi siguiente diez es para… ¡Andrea Duro! Isabel Basaldúa le diseñó este precioso vestido para una noche tan especial. Me parece realmente espectacular. En color verde, con una sola manga y una cola considerable. Lo remata con un cinturón dorado y un impecable recogido.

Andrea Duro
Angy llevó un vestido de color fucsia de Alicia Rueda. Creo que le quedaba muy bien pero su corte de pelo no me gusta…

Angy
Me encanta Loles León, tiene un desparpajo… Pero a veces es un poco extravagante. Bueno, un poco no. Mucho… El vestido por el que apostó para los Goya me gustaba. Era una especie de túnica vaporosa en color negro. Lo combinaba con un cinturón brillante y un tocado que estaba fuera de lugar. El tocado me recordaba a la Estatua de la Libertad.

Loles León
Gemma Cuervo se lleva otro de mis dieces. El vestido era una preciosidad. Azul oscuro, como de seda. En un lado, al hombro, llevaba un brochecillo. Juzgad vosotros mismos:
Gema Cuervo


Con esto acaba la segunda y última entrega de mis críticas a los modelitos de los Goya.

Un beso, pasad buen día. Eme.






domingo, 8 de febrero de 2015

Los modelitos de los Goya 2015 (I)

¡Buenas tardes!

El frío (o al menos el temporal de nieve) va remitiendo en Bizkaia. Creo que después de estos días de nieves y heladas, ya tengo ganas de verano así que, cuando quiera… Aquí le espero, jajajaja

Ayer dije que a lo mejore escribía una entrada sobre los Goya. Por eso estoy aquí, que hace mucho tiempo que no marujeo criticando vestidos. Antes de empezar con ello, quiero felicitar a Pedro Almodóvar y a El Langui por poner los puntos sobre las íes al Ministro “de Educación, Cultura y Deportes” Wert. Lo pongo entre comillas porque no creo que se merezca dicho título. Me parece que, en la mitad de las ocasiones que habla, debería haberse callado. Pero ese es otro tema… Os dejo aquí en enlace a la noticia y también el de los ganadores de los premios.

Ahora vamos a pasar a lo divertido ;) Como va a ser una entrada larga, he decidido hacerla en dos partes, como si fueran fascículos. Una hoy, y la otra la dejo programada para mañana. Espero que los disfrutéis.

Empecemos hablando del vestido que más me gustó o, por lo menos, uno de los que más. Blanca Suárez. Era de Zuhair Muraid, de color morado, berenjena, burdeos… La verdad es que nunca sé cómo llamar a ese color. La parte superior era transparente y con una especie de flores de pedrería cosidas,  tenía un corte así como de princesa encantador.  Un DIEZ con letras mayúsculas. El único pero que puedo ponerle a Blanca es que en cuanto a los peinados no me suele convencer. Un poco… anticuados.

vestidos goya 2015 alfombra roja
Blanca Suárez

Otro que también me gustó mucho fue el de Ana Belén. Era azul eléctrico, de un material satinado. El corte era una maravilla. Su diseñador, Tot-Hom. Por lo demás, muy sobria y elegante.

Ana Belén
Úrsula Corberó llevó un vestido que me pareció horroroso, lo siento, tengo que decirlo. Era de Teresa Helbig y parecía que una araña gigante había tejido sobre su cuerpo esa cosa tan fea. El color no le favorecía nada. Eso por no hablar del peinado, que tampoco era nada del otro mundo. Además, tengo que decir que esta chica no es Santo de mi devoción…

vestidos goya 2015 alfombra roja
Úsula Corberó

Penélope Cruz iba bastante guapa. El vestido no es de los mejores que ha llevado pero de cara la vi muy mona. Su vestido me recordaba a un cielo estrellado pero era demasiado… ¿pomposo? Creo en ese aspecto no le favorecía mucho que se diga. Era de Óscar De la Renta. Aprovecho para recordar cuánto me encantó el vestido que llevó a aquella edición de los Óscars donde se llevó una de las estatuillas.

Penelope Cruz Goya 2015
Penélope Cruz
Clara Lago llevó un vestido (Ulises Mérida) de color parecido al de Blanca Suárez pero era más feucho. Tenía las espalda descubierta, y eso me gusta, pero no creo eligiera del todo bien. Se anudaba al cuello. El maquillaje era demasiado para mi gusto.  ¡Me encantó el momento beso con Dani Rovira!

Clara Lago

Macarena García creo que tampoco acertó. El vestido (de Blumarine) no llegaba ser feo, pero tenía algo… raruno. Era de, de un color verde extraño y tenía unas flores blancas, rosas y verdes bastante poco favorecedoras. También llevaba transparencias. El bolso creó que mató bastante al modelito. El pelo lo llevaba demasiado sosito. Y… ¡una pregunta! ¿Por qué no se llevó a Leiva? Jajajajajajaja Debería haberlo hecho…

vestidos goya 2015 alfombra roja
Macarena García

Bárbara Lennie iba muy guapa aunque, quizás la parte trasera de su espalda, con tanta pedrería, era demasiado recargada. Llevó un Cavalli Atelier. Me encanta el corte de pelo que lleva, creo que le favorece mucho y acertó con el maquillaje.

vestidos goya 2015 alfombra roja
Barbara Lennie

Nieves Álvarez iba muy guapa. Aunque no arriesgó con los colores, el vestido de Stephane Rolland era blanco y negro, sí que lo hizo con la forma de éste. La parte de arriba tenía unas transparencias muy bonitas y la parte de abajo parecía espuma de las olas del mar. También me gustó su peinado. El único pero que puedo ponerle son los labios, que empiezan a rozar la delgada línea que la separa de parecerse a Carmen de Mairena.

vestidos goya 2015 alfombra roja
Nieves Álvarez
Manuela Vellés iba divina de la muerte. Esta chica, no sé por qué motivo, siempre me ha caído muy bien. Lució un vestido dorado de Elisabetta Franchi con algunas transparencias, a lo mejor un pelín indiscretas pero le sentaba fenomenal. Aunque llevó el pelo suelto, tenía algo más de gracia que el Macarena García, más volumen.

vestidos goya 2015 alfombra roja
Manuela Vellés

Macarena Gómez, además de caerme fatal (en “La que se avecina” no la puedo soportar), no suele gustarme cómo viste. Además tiene cara un poco… rara. En esta ocasión no fue mucho más… El vestido de Lorenzo Caprile de encaje era normalillo pero que fuera tan tapadito en la zona del cuello me pareció un error. Era ajustado y le sentaba bien (¡dejó que se notara su barriga de embarazada!). El bolso era un insulto al resto de los bolsos del mundo: ¿un pie dorado?, ¿en serio? Su recogido también me pareció monstruoso. El maquillaje iba bien combinado. Pero bueno, supongo que es tan “extravagante” para hacer juego con su marido, que también tiene su aquel…

vestidos goya 2015 alfombra roja
Macarena Gómez y Aldo

El vestido (Sybilla) de Elena Anaya no estaba mal pero no creo que a ella le favoreciera. Me gustaba porque me recordaba a una diosa griega. Era de color beige, tenía capa y un cinturón dorado a la cintura. Pero el escote era demasiado pronunciado y parecía que fuera a salirse un pecho. El peinado parecía el moñete de una abuelita.

vestidos goya 2015 alfombra roja
Elena Anaya


Hiba Abouk pisó la alfombra roja con un vestido de Nicolás Vaudelet que conjuntaba con ésta. Era de, palabra de honor. Hiba me parece una chica muy mona… cuando pisa un photocall. Porque sin maquillaje es una chica normalita tirando a feilla. ¡Los milagros del maquillaje! El pelo ondulado le sienta muy bien y acertó poniéndose ese collar.

Hiba Abouk

Tengo que decir que no sé de quién es el vestido de Goya Toledo, sólo que me pareció muy elegante con su palabra de honor y sus transparencias. Era brillante y, en ese sentido soy como las urracas, que me atrae lo brillante, jajajaja. No tengo muy claro que sean las urracas las que se sienten atraídas por lo brillante, pero bueno. El corte de la falda era im-presionante. Le doy un diez absoluto. Además el recogido era muy favorecedor.

Goya Toledo Goya 2015
Goya Toledo
El vestido de The name por el que se decantó Cayetana Guillén Cuervo no era feo pero le faltaba algo en la cintura y a lo mejor le sobraban los pinchos de los hombros. No me convenció. Llevó el pelo recogido en una trenza despeinada. Me pareció original porque por delante parecía que llevaba media melenita.
cayetana goya 2015
C.G.C

vestidos goya 2015 alfombra roja
Cayetana Guillén Cuervo


La actriz Natalia Tena fue enfundada en un vestido de lentejuelas negras de Ana Locking. El precioso modelito los destrozaron las plumas esperpénticas de la cintura. Por todo lo demás, iba muy cuqui.
Natalia Tena
Natalia Tena

Megan Montaner me cae bien. La vi por primera vez en “Armar en tiempos revueltos” pero donde realmente supe quién era fue en “El secreto de Puente Viejo”, que me gusta bastante. Pero no suele elegir los vestidos más bonitos. De hecho, me suelen parecer bastante horripilantes. El Pucci que llevó en los Goya sigue esa línea. Era negro, ajustado, de espalda descubierta  y con una especie de dibujos geométricos extraños. El recogido iba bonito y el color de labios le sentaba muy bien a su piel algo morenita.
vestidos goya 2015 alfombra roja
Megan Montaner



CONTINUARÁ… (en la entrada de mañana) 

Fotos: Smoda (El País) 

sábado, 7 de febrero de 2015

Pera y vainilla

Buenas tardes,

Hoy tengo tantas cosas que contaros que no sé ni por dónde empezar. Pero sé en qué quiero extenderme.
Lo primero de todo ¡Qué frío! En Bizkaia (y en otros sitios que ni me van ni me vienen, la verdad, jajaja) lleva casi una semana nevando. Hoy se está derritiendo pero ¡cómo ha estado! Creo que es de los años que más nieve he visto. Mirad en las fotos de más abajo cómo estaba el pueblo de Galdames. No pude evitar salir y hacer unas fotos, además de pisar la nieve y escucharla crujir. Me encanta.

En segundo lugar, tengo que contaros que he enviado una carta a un concurso de cartas de amor. El día 13 de este mes, es el fallo, ya os contaré cómo ha ido. No puedo publicar la carta, por el momento, porque va en contra de las bases del concurso. ¡Deseadme suerte, porfi!
Como estos días he estado al calorcito de mi casa por la nieve, me he leído, prácticamente del tirón, El juego del ángel, de Carlos Ruiz Zafón. Me ha gustado la historia pero es rara, como todas las de Zafón y, además, leer sus libros me resulta bastante cansino o pesado.

El otro día, jugando al Trivial, me salió una pregunta sobre Beatrix Potter. Me acordé de sus dibujos y… ¡me puse a buscar como una loca! Ahora he llenado mi ordenador y mi móvil de sus ilustraciones. Son tan monos… Tengo que decir que nunca he leído sus cuentos pero ahora me ha dado por querer hacerlo.

Dibujos de Beatrix Potter



Os conté que había hecho mermelada para Alex y que iba a daros la receta. Y a eso vengo hoy. Es bastante fácil pero lleva un buen rato y hay que tener mucho cuidado porque alcanza una temperatura considerable.

Necesitaremos:
-1 kg de fruta (en mi caso, pera)
-750 gr. de azúcar blanco
-El zumo de un limón
-Medio vaso de agua (no es necesario)
-Esencia de vainilla (mi mermemlada era de pera y vainilla, se pueden usar otras esencia o ninguna)

¿Cómo se hace?
Muy fácil. Pela y corta la fruta en trozos. Ponla en un bol con el azúcar y tápalo con papel film. Déjalo un rato, puedes agitar de vez en cuando. Se supone que es necesaria toda una noche pero a mí, en cosa de hora y media, la fruta me absorbió todo el azúcar.
Pon una cazuela grande al fuego, echa la fruta y rehoga unos segundos. Añade el zumo de limón y el agua y la esencia, en caso de que le eches.  ¡NO DEJES DE REMOVER! Enseguida empezará a soltar un montón de agua. Yo me asusté pensando que me iba  a quedar un riquísimo almíbar de pera y vainilla. Pero al cabo de una larga hora sin dejar de remover, empezó a espesar. Cuando la fruta se deshizo, lo quité del fuego. Si no te gusta la mermelada con trozos, puedes pasarle la batidora pero yo lo dejé así. Cuanto más se enfriaba, más espesaba. Y al final, incluso, espesó demasiado.
Esteriliza botes de cristal y cuando esté fría, pon la mermelada en los botes. Puedes cerrarlos al vacío al baño María pero a mí me da mucho miedo la toxina botulínica, así que lo dejé así. El limón ayuda a que se conserve bien.
Le puse una pegatina que indicaba el sabor y una tela bonita en la tapa. Por desgracia, se me olvidó sacar una foto cuando el bote estaba bien colocadito (con la tela y las pegatinas), pero tengo una donde ya no queda mermelada, jejejeje







Este fin de semana son los Goya, a lo mejor escribo una entrada sobre los modelitos de las actrices. No voy a prometerlo porque luego no encuentro tiempo pero… ¡espero!


Au revoir!